SERVICIOS

CHACCO NEWS

SOCIEDAD

 EN TU CUADRA O EN LA MÍA

SERVICIOS

CHACCO NEWS

SOCIEDAD

 EN TU CUADRA O EN LA MÍA

Cuida los tendones de tu caballo: Evita el sobrecalentamiento en verano con vendajes y protectores

por 24 Ago 2023General, Otras Disciplinas0 Comentarios

Uno de los aspectos críticos en el cuidado de nuestros caballos es la protección de sus tendones, estructuras esenciales para su movilidad y rendimiento. Sin embargo, en el afán de brindar la mejor atención, a veces podemos cometer errores sin saberlo.
Uno de los conceptos que ha cobrado relevancia en los últimos tiempos es la preocupación por el sobrecalentamiento de los tendones durante el entrenamiento. En este sentido, el uso de vendas o protectores con borreguito puede generar ciertos problemas en verano, aunque a simple vista parezcan proporcionar comodidad y protección. Es importante comprender cómo evitar este riesgo y garantizar s salud a largo plazo.

¿Por qué preocuparnos por el sobrecalentamiento?
Los tendones desempeñan un papel crucial en la biomecánica del caballo, facilitando el movimiento y soportando cargas considerables. Sin embargo, son también susceptibles a lesiones, especialmente si no se les brinda el cuidado adecuado. El sobrecalentamiento puede ser perjudicial, ya que puede debilitar los tejidos conectivos y aumentar el riesgo de lesiones, como los desgarros de tendones.

El rol de las vendas y protectores con borreguito
Es común pensar que las vendas y los protectores con borreguito son sinónimo de confort y protección para los caballos. Aunque ciertamente pueden proporcionar ciertos beneficios, también presentan el riesgo de acumular calor en la zona de los tendones en climas cálidos. La combinación de estos materiales y la fricción causada por el movimiento pueden generar un aumento de la temperatura localizada, lo que puede debilitar los tejidos y exponer al caballo a posibles lesiones.

Consejos para prevenir el sobrecalentamiento
1. Elección de materiales: Optar por vendas y protectores fabricados con materiales transpirables y de alta calidad. Evitar aquellos con superficies excesivamente densas que puedan acumular calor.

2. Control de la temperatura: Siempre evaluar la temperatura de los tendones después de la práctica equina. Si se sienten notablemente cálidos, es necesario tomar medidas para enfriarlos adecuadamente.

3. Descanso y enfriamiento: Proporcionar períodos de descanso durante la actividad física intensa para permitir que los tendones se enfríen. Utilizar técnicas de enfriamiento como agua fría o masajes suaves.

4. Monitoreo posterior: Después de la actividad, continuar monitorizando la temperatura de los tendones. Si persisten en estar cálidos, es fundamental consultar a un veterinario equino para un diagnóstico y recomendaciones profesionales.

La protección y el cuidado de los tendones de nuestros caballos son esenciales para su bienestar y rendimiento a largo plazo. Si bien las vendas y los protectores con borreguito pueden parecer opciones cómodas, es crucial comprender el riesgo de sobrecalentamiento que pueden conllevar en verano y climas muy cálidos. Optar por materiales adecuados y seguir prácticas de enfriamiento puede ayudarnos a evitar lesiones y mantener a nuestros caballos en su mejor estado de salud.

Foto de Nishant Aneja

Únete a la newsletter de Chacco Info

Suscríbete para estar al día de noticias y eventos relevantes del mundo ecuestre.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puede interesarte…