SERVICIOS

CHACCO NEWS

SOCIEDAD

 EN TU CUADRA O EN LA MÍA

SERVICIOS

CHACCO NEWS

SOCIEDAD

 EN TU CUADRA O EN LA MÍA

La Colaga, el proyecto más importante de Eduardo González Estébanez

por 12 Feb 2024General, Salto de obstáculos0 Comentarios

Muchos conocéis a Eduardo González Estébanez, jinete pucelano habitual de nuestros concursos; arquitecto de profesión y gran aficionado al caballo, que sigue en activo como jinete amateur y entrenador todo el tiempo que le permite su trabajo.

Si nos remontamos unos años atrás, el que fuera pupilo del jinete internacional Alfredo Fernández Durán, siempre destacó en las categorías de menores, tanto, que llegó a ser medalla de bronce y oro en los Campeonatos de España de 2001 y 2002 en la categoría de jóvenes jinetes con su fiel compañero “Zarauz”.

Unos años después, en 2006, y coincidiendo con la decisión de jubilar a este caballo tan especial para la familia González Estébanez, nace el proyecto de la finca “La Colaga” con la idea de tener a “Zarauz” cerca y empezar a criar de forma amateur con “Alison de Boheme”, yegua con la que Eduardo compitió en la categoría de juveniles. Empezaron a buscar terrenos y encontraron la zona ideal.
La finca cuenta con nueve hectáreas, y lo que la hace verdaderamente especial es su localización, en una zona seca, donde el paisaje tiende a ser más bien árido, “La Colaga” es literalmente un vergel; a dieciséis kilómetros de la capital, cuando coges la autovía A-62, el paisaje empieza a cambiar de color y se pueden ver grandes arboledas, ya estás cerca. Situada en una zona de regadío, su cercanía al río Duero, y un moderno sistema de riego, hace que sus praderas luzcan siempre verdes, lo que como os podréis imaginar, hace las delicias de sus habitantes. Eduardo no deja nada al azar y la hierba que se siembra está también muy estudiada para cubrir las necesidades nutricionales de los caballos que viven allí.

La finca cuenta con dos pozos de agua potable, dieciséis boxes, dos de ellos parideras, dieciséis paddocks individuales con refugio para los caballos estabulados, que pasan allí la mayor parte del día, una pista de dar cuerda y una pista de salto de grandes dimensiones.

La finca ofrece pupilajes, clases -sobre todo de salto-, cría y recría de potros, recuperación de lesiones, vacaciones y jubilación de caballos. A lo largo de los años han ido mejorando sin parar las instalaciones, y como actualmente tienen treinta caballos y mucha demanda, han decidido ampliar con nueve hectáreas más de fincas aledañas, con arboledas y praderas. Están trabajando en ello y con el cuidado, cariño y profesionalidad que siempre caracteriza el trabajo de Eduardo, no tenemos duda de que les quedará espectacular.

Desde Chacco os deseamos todo lo mejor.

 

Únete a la newsletter de Chacco Info

Suscríbete para estar al día de noticias y eventos relevantes del mundo ecuestre.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puede interesarte…